Aprovecha el envío gratis a partir de 59€ de compra
Aprovecha el envío gratis a partir de 59€ de compra
¡Aprovecha! Envío gratis a partir de 59€ de compra

Qué son los juguetes educativos y qué características tienen

Los juguetes educativos son elementos que potencian las posibilidades de aprendizaje de los niños en su tiempo de juego. A través de esta actividad, los niños desarrollan habilidades intelectuales, creativas, psicomotrices, cognitivas, emocionales y sociales. Además, jugar ayuda a mejorar destrezas como el pensamiento abstracto, la atención, la memoria y el lenguaje.

Ya que jugar es una tarea tan importante, es lógico que debemos cuidar y potenciar al máximo esos momentos. Es necesario prestar atención a los juguetes y juegos que presentamos a los niños, optando siempre por aquellos que nos brinden más posibilidades de aprender como, por ejemplo: juegos de mesa, juguetes educativos de madera, juegos musicales o manualidades.

 

¿Qué son los juguetes educativos y cuáles son sus características?

 

Los juguetes motivan y estimulan a los niños para que estos alarguen su momento de juegos. Pero, no todos los juguetes que nos encontramos en el mercado están diseñados para favorecer el desarrollo de los niños. Para que un juguete pueda definirse como “educativo”, debe:

  1. Ser seguro y apto para la edad especificada. De nada nos serviría tener un juguete maravilloso, pero con el que los niños puedan hacerse daño o que se pueda romper con mucha facilidad. La mayoría de los juguetes educativos están fabricados con materiales duraderos y resistentes, como los juguetes de madera, típicos de los juguetes Montessori. Hoy en día encontramos también otras propuestas elaboradas con materiales reciclados como los juguetes de Plantoys.
  1. Ser atractivo. Cada niño es diferente y le llaman la atención cosas distintas, pero… ¿a quién no le ha pasado que sus hijos juegan más con la caja que con el juguete que venía dentro? Esto se debe a que cuanto más sencillo sea el juguete, más posibilidades de aprendizaje tendrá. El cohete espacial de Hape es una apuesta segura en la que los peques podrán imaginar mil aventuras.
  1. Tener una propuesta lúdico-pedagógica. Para que un niño pueda aprender con un juguete, este debe contar con los recursos necesarios para que el niño pueda hacerlo. Cada juguete educativo debe tener un propósito claro.

¿Qué tipos de juguetes educativos hay y cuál es el ideal para mi hijo?

 

Conociendo estas características a la hora de adquirir un juguete educativo de calidad, nos preguntamos ahora, ¿qué tipos de juguetes hay y cuál es mejor para mi hijo?

En cuanto a tipos de juguetes, podemos encontrar:

 

  1. Juegos de mesa: tienen unas reglas preestablecidas y trabajan, sobre todo, aspectos cognitivos como el lenguaje, la memoria, la toma de decisiones y la resolución de problemas. Podemos iniciar a nuestros peques a los juegos de mesa con jugos de emociones como el juguete Roll & Play de Thinkfun, o desafiar a los más mayores a dibujar el camino correcto con el juego de aventura Karuba de Haba.
  1. Juguetes para desarrollar la psicomotricidad. Estos juguetes están más destinados a niños de 2 años en adelante ya que trabajan el aspectos motores como la pinza y la coordinación ojo-mano. En esta categoría encontrarás muchos tipos de juguetes distintos: juguetes con distintas texturas, juguetes sensoriales, bloques de construcción, etc. Uno de nuestros favoritos es el juego de canicas Quadrilla: Mega parque patinaje de Hape, con el que pondrán a prueba si su construcción al lanzar la canica.
  1. Juegos de pintar y decorar, y manualidades. Permiten desarrollar al máximo la creatividad de los niños, así como explorar nuevos mundos e ideas. Sin duda este es una de las opciones más elegidas a la hora de regalar juguetes, o de escoger juguetes para Navidad, porque son un acierto seguro. La colección Aquarellum de Sentosphere, para niños de 3 años en adelante, les permitirá crear verdaderas obras de arte.
  1. Juguetes de números y horas: se tratan de juegos más didácticos y aplicados a los aspectos cognitivos pero abordados desde otro ámbito más lúdico. Materiales como los juegos de regletas y el dinero de juguete han empezado a utilizarse también en las escuelas para enseñar a los peques aspectos matemáticos.
  1. Juego simbólico: en esta categoría podemos englobar una gran cantidad de juguetes que permiten no solo desarrollar destrezas cognitivas sino también aspectos emocionales y sociales. Sea cual sea nuestra elección le abriremos al peque un sinfín de situaciones imaginarias para que aprenda acerca del mundo que les rodea. Pero lo más importante es recordar que los niños aprenden al observarnos, por lo que si optamos por una cocinita de madera podemos enseñar a los peques recetas básicas que puedan hacer por sí solos en ellas.
Por lo tanto, el mejor juguete será aquel que se adapte a la etapa del desarrollo de tu hijo, y a las características que predominen en su juego en dicho momento. 

 

Los juguetes educativos perfectos para cada edad

 

¿Cuál es el mejor momento para empezar a utilizar juguetes educativos y cómo seleccionarlos adecuadamente según la edad de nuestro peque?

Los niños juegan desde muy tempranas edades. Ni si quiera hablamos de años, ¡sino de meses!

A lo largo de su desarrollo, los niños pasan por distintas etapas, y en cada una de ellas predomina una forma de juego:

 

De 0 a 2 años

 

Entre los 0 y los 2 años el juego de los niños consiste en repetir acciones una y otra vez.


– Desde el nacimiento hasta los 4 meses los bebés tienen reflejos automáticos ante los estímulos que les presentan. El bebé empieza a girar la cabeza ante los sonidos o ante ciertos colores de alto contraste (blanco, negro y rojo). En esta etapa podemos optar por estimular a nuestros bebés con juguetes con sonidos suaves.


– Entre los 2 y los 4 meses los bebés manifiestan una conducta de reacción circular primaria. Por sus movimientos involuntarios, aparece un resultado placentero, y esto motiva al pequeño a repetir la acción para conseguir el mismo efecto. En este momento el bebé juega con su propio cuerpo, por lo que podemos ofrecerle juguetes colgantes.


– Desde los 4 hasta los 8 meses los niños interaccionan no solo físicamente, sino también de manera social. El bebé ya es capaz de agarrar y manipular objetos con sus manos, y está perfeccionando la coordinación en sus movimientos. Es capaz de mover, girar, acercar y examinar los objetos que tiene cerca. Es un buen momento para introducir juguetes musicales (sonajeros, cascabeles…), muñecos de felpa, pelotas, mordedores


– Entre los 8 y los 12 meses los bebés tienen una mayor capacidad atencional y son más intencionales en sus movimientos. Son capaces de encontrar objetos escondidos y de interactuar con los adultos para que pongan en marcha algún juguete. Dejan caer objetos para escuchar sus sonidos, o para seguir su trayectoria, y pueden utilizar un objeto como contenedor de otro. Durante esta etapa a los niños les gusta jugar con juguetes de arrastre, juguetes con sonidos, o juguetes con vibración al estirar.


– Desde los 12 hasta los 24 meses los niños aprenden a utilizar instrumentos para el juego, activan objetos mecánicos por sí mismos y combinan varios objetos en sus juegos. Empiezan a desarrollar el juego simbólico en el que hacen como si comieran de un plato o como si hablaran por teléfono. 

A partir del primer año, y de forma simultánea al resto de etapas del juego, también se desarrolla el juego de construcción. Este tipo de juego potencia su creatividad, desarrolla su psicomotricidad, aumenta la capacidad de atención y concentración y facilita el razonamiento espacial. Por ello, los juegos de bloques de construcción siempre serán un “must-have” para nuestros peques. Esta habilidad se sigue desarrollando en las siguientes etapas que vamos a ver.


Desde los 2 hasta los 6/7 años


Entre los 2 y los 6/7 años se desarrolla el juego simbólico propiamente dicho. Permite a los niños comprender su entorno, aprender roles establecidos en la sociedad, desarrollar su lenguaje y aumentar su creatividad. Durante toda este estadio podemos introducir juguetes como cocinitas, disfraces, maletines con herramientas, y cualquier otro tipo de juguete para aprender sobre el mundo que les rodea.

 

A partir de 8 años

 

De 8 años en adelante los niños disfrutan de los juegos de mesa, son capaces de seguir normas y reglas del juego.

 

Juguetes educativos de El Mundo de Mico

 

Los juguetes educativos presentan numerosas ventajas para el desarrollo de nuestros hijos, siempre que sepamos elegirlos de forma adecuada. Nuestra tienda de juguetes educativos hace una selección minuciosa de todos ellos para brindarte las mejores opciones disponibles en el mercado, y que tú puedas disfrutar de puzzles, mesas de luz o juegos de mesa sin preocuparte por la seguridad de sus materiales o su durabilidad. 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo o déjanos un comentario

Deja un comentario

¿Necesitas que te aclaremos alguna duda? ¿Quieres consultarnos algo o realizar alguna sugerencia? ¿Quieres tramitar un cambio o una devolución?

En el mundo de Mico te escuchamos. Muchísimas gracias por contactar con nosotros.

También puedes hablar con nosotros en nuestras redes sociales

Bienvenid@ a
El Mundo De Mico

¿Qué juguete buscas?